El uso del tóner en una máquina de oficina supone automáticamente la emisión de pequeñas cantidades de polvo ultra fino dañino para nuestra salud.

 

Para evitar este fenómeno, Prink propone filtros para impresoras, faxes y fotocopiadoras Micronair® que retienen gran parte de este polvo ultra fino (hasta un 94 %) reduciendo de manera drástica dejarlo en el ambiente, sin reducir las prestaciones de la impresora.

 

Los filtros se instalan con muchas facilidad y están disponibles en tres medidas para poder adaptarse a todas las impresoras: se aplican fácilmente a la toma del aire o al rejilla de aireación mediante tiras adhesivas y duran de media 70 000 impresiones o 12 meses.